¿Qué es la Biodinámica Craneosacral?

La Biodinámica Craneosacral es un trabajo sutil y no intrusivo, en el cual no hay necesidad de desvestirse y no se utiliza aceite.

El propósito de una sesión de Biodinámica Craneosacral es el de apoyar y cooperar con la Salud inherente de nuestro cuerpo.

Nuestro cuerpo como todo ser vivo, tiene su propia capacidad de autocuración y autorregulación. Nuestra Salud reside en la memoria de cada una de nuestras células. Esta Salud se expresa en nuestro cuerpo a través de unos movimientos sutiles denominados “mareas”. Estas mareas se perciben a través de los tejidos, fluidos y potencias del cuerpo, también conocidas como la Respiración Primaria. Esta respiración es a nivel celular y es primaria porque es anterior a la pulmonar, la pulmonar sería secundaría ya que sucede una vez hemos nacido y empezamos a respirar a través de nuestros pulmones inhalando y exhalando oxígeno. La Respiración Primaria sucede de forma unitaria y harmónicamente al unísono en todo nuestro cuerpo. 

El operador o terapeuta, opta la postura de cooperar con esta Respiración Primaria y permitir que sea ella la que realice las correcciones necesarias para el sistema, permitiendo de este modo que el sistema nervioso y todos los sistemas con él relacionados (endocrino, circulatorio, respiratorio, digestivo, etc.) se autorregulen. Esto se consigue mediante un contacto sutil con las manos, en posiciones específicas y educadas en diferentes partes del cuerpo, cabeza, sacro, pies, columna y diafragma junto con un espacio de conciencia meditativa y sensibilidad. Todo ello, te invita a un espacio de relajación profunda, en el cual tu sistema corporal se orienta hacia su memoria de autocuración.

La Biodinámica Craneosacral tiene además como resultado, hacer más consciente al individuo de sus propios recursos a todos los niveles, que le ayudan a superar momentos traumáticos, de estrés y de enfermedad en su vida cuotidiana. 

¿POR QUÉ BIODINÁMICA CRANEOSACRAL?

La Biodinámica Craneosacral es una terapia que sobre todo te ayudará a conectar con tu esencia y con la percepción de tu cuerpo desde un punto de vista más holístico y te enseñara cómo percibir lo que va bien en tu cuerpo y cómo potenciarlo. 

A pesar de ser un trabajo sutil y no intrusivo, te ayudará a mejorar diversas disfunciones y patologías, en especial la regulación y descarga de tu sistema nervioso central, lo que hará que el resto de sistemas se vayan regulando y las patologías vayan desapareciendo a su debido tiempo. Recuerda que será tu propio cuerpo quién haga las correcciones y ajustes, por lo que los resultados puede que se noten a largo plazo, ya que tu cuerpo necesita un tiempo de integración y asentamiento en su nueva relación con sus tejidos y fluidos internos. 

A lo largo de los años se ha comprobado que la Biodinámica Craneosacral ayuda a mejorar varias disfunciones, aquí algunas de ellas:

¿PARA QUIEN? ¿PARA QUE?

BEBÉS: Traumas del parto. En caso de parto cesáreo, completa el proceso natural de masaje, compresión y expansión de huesos y órganos.

NIÑOS: Autismo, problemas de aprendizaje, nerviosismo, hiperactividad.

MUJERES: Embarazo difícil, posparto, disturbios menstruales, sintomatología de la menopausia.

ANCIANOS: Insomnio, depresión, dolores crónicos.

PARA TODOS: Secuelas de accidentes, postoperatorio, sintomatología persistente (dolores de cabeza, ciática, lumbago, escoliosis, etc.), disturbios funcionales (digestivos, nerviosos, problemas de mandíbula, de oído y de ojos).

BEBÉS Y NIÑOS

La Biodinámica Craneoscral es un buen método para ayudar a bebés y niños a mejorar y restablecer su Salud.

Es conocido que en nuestra etapa embrionaria de gestación en el vientre de nuestra madre, ya percibimos y podemos empezar a acumular tensiones según haya sido el proceso del embarazo y del estado de la madre a nivel físico, emocional y mental. 

El nacimiento es el siguiente proceso en el cual acumulamos y experimentamos, tensión y estrés, según como haya sido nuestro parto. 

Las sesiones de craneosacral para recién nacidos y niños, ayudan de una forma sutil y no intrusiva, a liberar esas tensiones acumuladas en todos esos proceso que hemos ido experimentando. 

“La Dra. Viola Fryman, Osteópata Craneo Sacal Pediátrica conocida por todo el mundo, hizo un estudio en un hospital con 1250 niños, en el cuál la mitad de los niños recibieron terapia craneosacral y la otra mitad no la recibieron. El resultado fue que todos los niños deberían de recibir terapia craneosacral de forma preventiva” Origen: Artículo escrito por Mª Ángeles Paredes 

Se ha comprobado que cuando cooperamos con la Respiración Primaria de un bebé potencializamos su capacidad de liberar tensiones y su vitalidad.

La terapia Craneosacral ayuda cuando el nacimiento ha sido con: fórceps, cesárea, prematuros, vuelta de cordón, ventosas, nalgas, posicionamiento incorrecto, etc…

 

También puede ayudar en: cólico del lactante, regurgitación, estreñimiento, torticolis congénita, luxación de alguna extremidad, asimetrías craneales, irritabilidad, problemas de succión, lagrimal obstruido.

 

Algunos problemas del parto aparecen en la edad escolar: hiperactividad, déficit de atención,  TDH, problemas de lectoescritura, discálculo, dislexia.

HISTORIA DEL CRANEOSACRAL

Historia y evolución del trabajo Craneosacral.

El trabajo Craneosacral surgió y tiene sus raíces en las experiencias y estudios del osteópata americano, el Dr. William G. Sutherland (1873 – 1954). Fue a principios del siglo XX, cuando realizaba los estudios de osteopatía con el padre y creador de la osteopatía el Dr. Andrew Still (1828-1917), cuando mientras observaba un cráneo explosionado (desarticulado), le golpeo el pensamiento “esta biselado como las branquias de un pez, esto indica un mecanismo de respiración”. Este pensamiento ya no le abandono, el hecho que los huesos del cráneo están diseñados para proveer la oportunidad de movimiento. Para probarse a sí mismo que ese pensamiento no era cierto, realizo todo tipo de experimentos con un casco que podía ejercer diferente tipos de presiones en diferentes huesos craneales. Para su asombro, Sutherland experimentó diferentes tipos de dolores de cabeza, cambios de humor y problemas de coordinación dependiendo donde ejercía más presión en la cabeza. Eso le llevo a la conclusión de que al ejercer presión en el hueso estaba interfiriendo con un movimiento interno del hueso.

Sutherland comenzó a desarrollar un sistema de examen y tratamiento que llamó el Sistema Respiratorio Primario, el cual llegó a conocerse como Osteopatía Craneal. Estudió y trabajó con el cráneo y sus huesos individuales, el sistema de membranas subyacentes, la fluctuación del fluido cerebroespinal, las dinámicas entre sacro-pelvis y la relación sacro-cráneo.

Su trabajo tuvo éxito con toda clase de pacientes que sufrían diversos dolores y que, con frecuencia, venían desahuciados por otros doctores. También, al ser un sistema de tratamiento poco conocido recibió tintes espirituales y de milagros.

En los últimos diez años de su vida, dió a luz el concepto de Aliento de Vida, enseñando a sus estudiantes el trabajo con el sistema de los fluidos y a trabajar con las fuerzas primarias, las fuerzas que son el origen del movimiento de las potencias, los fluidos y los tejidos. También conocido como Respiración Primaria.

Fueron sus alumnos los que ayudaron a la osteopatía craneal a tomar forma y seguir adelante, entre ellos encontramos al Dr. Magoun y el Dr. Rolling E. Becker (1910-1996). Becker continuo la investigación del trabajo con los fluidos y el concepto de Aliento de Vida y contribuyó mucho a nuestra actual comprensión de la Salud inherente en el interior del Sistema.

En las décadas de los 70 y 80 el Dr. Upledger y el Dr. Karni continuaron los estudios del sistema Craneosacral con más medios científicos a su disposición y así pudieron probar que los huesos del cráneo se mueven al ritmo del fluido cerebroespinal.

Otros estudiantes y maestros a destacar serían el Dr. James Jealous, actualmente enseñando Osteopatía Biodinámica, Franklyn Sills, facilitando la compresión del trabajo en la Biodinámica Craneosacral y el concepto de Aliento de Vida. Y en especial mis maestros Bhadrena C. Tschumi Gemin y Kavi Gemin, y Virag Cristina Ratti.

La Biodinámica Craneosacral

La modalidad de Biodinámica Craneosacral como aproximación al sistema humano, tiene sus orígenes en los descubrimientos del Dr. Sutherland y el Dr. Becker. Ambos se fueron alejando más de la modalidad más biomecánica con la cual habían comenzado su práctica. En esta modalidad se les enseñó a buscar el movimiento, los ejes de rotación, la restricción o compresión en el movimiento y a ayudarlo a moverse mejor. Con práctica y el trabajo con miles de personas, se dieron cuenta que este movimiento era el resultado de unas fuerzas más profundas y experimentaron que por debajo del movimiento había estados mucho más profundos de calma. Observaron que estas fuerzas más profundas, de calma, de movimiento, eran las fuerzas inherentes del sistema con las cuales había que cooperar.

Llamaron a estas fuerzas naturales, fuerzas biodinámicas, las cuales están en contacto con el Aliento Vital y continuamente crean al ser humano. Las fuerzas biodinámicas, son la Salud inherente del sistema.

“El primer objetivo para un terapeuta es encontrar la salud en el individuo. Cualquiera puede encontrar la enfermedad”     Dr. A. Still

“Trato de restaurar la salud. No estoy tratando de corregir el problema. De este modo, abro las puertas para que el cuerpo haga lo que necesita hacer con su propia fuerza vital”.   Dr. Rolling E. Becker

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *